La Batalla de los Cuernos de Hattin

Introducción:

La Batalla de los Cuernos de Hattin fue una de las batallas más icónicas de los tiempos de las cruzadas, si te gusta la Historia militar y eres un apasionado de las grandes batallas de la Historia te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

Contexto Histórico:

En torno al año 1180 los reinos que nacieron como consecuencia de la Primera Cruzada (figura 1) no podían catalogarse estrictamente como auténticos estados cruzados pues las luchas que desempeñaban en el campo de batalla no iban destinadas a la expansión territorial sino más bien a la supervivencia y a la protección de los Santos Lugares cristianos de la reconquista musulmana. Además, el liderazgo de estos había pasado a manos de hombres que abogaban por la coexistencia con los pueblos musulmanes próximos.

Figura 1: Mapa en el que se observan los resultados de la Primera Cruzada: el Imperio Bizantino recuperó el parte de Anatolia y surgieron los Estados Cruzados en la costa Levantina. Obtenida de: https://es.wikipedia.org/wiki/Primera_cruzada

principios del año 1180 el reino de Jerusalén contaba con una población próxima al medio millón de habitantes, de los cuales se estima que no más de 120.000 eran latinos, es decir, cristianos procedentes de Europa Occidental. El resto de la población la componían cristianos nativos de orientemusulmanesjudíos y samaritanos. En el plano teórico, la defensa del reino de Jerusalén correspondía a toda la cristiandad europea occidental, aunque en la práctica tras el fracaso de la Segunda Cruzada en 1148 la defensa de Tierra Santa fue una responsabilidad que recayó exclusivamente en los estados latinos.

En esta complicada situación para los estados latinos, la derrota bizantina a manos de los turcos selyúcidas en Myriokephalon en el año 1176, y la posterior masacre de los latinos 8 años después vino a confirmar la inoperancia de la ayuda bizantina. A todo ello debemos sumarles las exitosas campañas militareslideradas por Saladino (figura 2) que consiguió unificar los territorios vecinos de los estados latinosÚnicamente tenían en el norte un territorio que no estuviese bajo dominio de Saladino que era el estado cristiano de Armenia Cilicia.

Figura 2: Mapa en el que se muestran las conquistas de Saladino, obtenida de: https://guerrayhistoria.wordpress.com/2014/12/05/salah-al-din-yusuf-saladino-1138-1191/

En este marco histórico, en Oriente medio asistimos al renacer del concepto de jihad (guerra contra el infiel) reavivado por los eruditos musulmanes de inclinación Sunni del siglo XII. 

Las relaciones del mundo islámico con Europa estaban cambiando. En este sentido, en el siglo XII el poder musulmán naval en el área mediterránea entró en declive en favor del auge de las repúblicas mercantiles italianasque habían tomado el control de las rutas marítimasSaladino fue el último gobernante de la tierra de los faraones en época medieval que intento sin éxito la recuperación del poder naval que antaño había tenido Egipto. No obstante, mantuvo el dominio en la zona del mar Rojo que le permitió torpedear las incursiones y la piratería de los cruzados latinos.

El proceso político de unificación que había logrado Saladino en gran parte del territorito de Oriente medio le llevó años de guerra y diplomaciaSaladino (sultán de Egipto) instauró su base en Egipto y desde allí emprendió campañas militares que le reportarían el control de Yemen (1173), Damasco (1174) y Aleppo (1183). Más adelante, en 1186 impuso su poder sobre Jazira que era una rica región que le aportaba recursos humanos para su ejército y que comprendía las zonas de Siria orientalsureste de Turquía y el norte de Irak. Ante el enorme poder que estaba ganando Saladino, la clase dirigente de los estados latinos consideraron pertinente el envío de embajadas a diversas partes de Europa solicitando ayuda.

En respuesta, el rey Enrique II de Inglaterra les ofreció soporte económicocorriendo con los gastos de 200 caballeros a lo largo de un año en Jerusalén, también envió dinero. Por su parte los estados latinos crearon impuestos para financiar la guerrareforzaron la defensa de sus castillos y elaboraron un censo a fin de cuantificar el potencial de la fuerza militar de la que disponían. Se estaba formando un caldo de cultivo propicio para la guerra que en aquellos momentos era la única solución para frenar a Saladino decidió firmemente en recuperar Tierra Santa para los musulmanes.

Bandos beligerantes:

Los ejércitos musulmanes medievales presentaban una organización mayor si los comparamos con la organización que tenían los ejércitos cristianos. Determinados rasgos de su estructuratácticas tradiciones derivaban de los antiguos imperios romano-bizantino o persas. Normalmente estaban compuestos por soldados profesionales, no obstante, cabe destacar el valioso papel que desempeñaron los voluntarios religiosos en la guerra contra los cruzados

Recordemos que Saladino en el inicio de su carrera militar prestó servicio en calidad de oficial de estado mayor en la fuerza militar que Nur al Din envió a Egipto en 1169 y que estaba compuesta por 6.000 turcomanos, 2.000 kurdos y una pequeña fuerza de élite integrada por 500 mamelucos. 

Sobre la base esta fuerza militar, Saladino organizaría su propio ejército años más tarde cuando obtuvo el control del gobierno de Egipto. Para la organización de su ejército puso en marcha una serie de tácticas que le permitieron reclutar soldados de aquellas zonas que iba conquistando, dando lugar a la confección de un ejército disciplinado y con experiencia en el campo de batalla. El primer grupo étnico en importancia numérica era el de los turcos, reclutados en su mayoría de las tribus turcomanas de la región de Diyarbakr

El segundo era el constituido por los kurdos que combatían principalmente como caballería y arqueros. El terceroera el formado por los árabes quienes combatían principalmente como tropa de infantería bien con sus espadas o bien como lanceros. Dentro del grupo de los árabes, los beduinos participaron en el ejército de Saladino en calidad de infiltrados de infantería especializados en el hostigamiento de las comunicaciones del enemigo (qufl) y como caballeros infiltrados en territorio enemigo cuyo objetivo era la paralización de las vías a través de las cuales sus enemigos obtenían suministros (lisus). El ejército de Saladino también contaba con voluntarios religiosos que prestaban servicio durante periodos cortos de tiempo.

nivel organizativo, el ejército de Saladino se subdividía en unidades militares de distintos tamaños. Las unidades más pequeñas eran la Jarida compuesta por 70 hombres y el tulb integrado por un número de soldados que iban desde los 70 a los 200 hombres. Otras unidades a destacar fueron la sariya compuesta aproximadamente por unos veinte jinetes que a menudo realizaban emboscadas y la saqa que era una avanzadilla o grupo de reconocimiento. La soldadesca musulmana (figura 3) era retribuida bien por medio de una paga regular que recibía el nombre de jamakiyah o a través de la concesión de tierras (iqta) con características similares a las de los feudos europeos.

La Batalla Cuernos de Hattin
Figura 3: Ilustración de Saladino y sus soldados, obtenida de: https://arrecaballo.es/edad-media/las-cruzadas/el-ejercito-ayyubi/

En lo concerniente al bando cruzado, era el rey de Jerusalén el que ostentaba el mando del ejército. El rey podía exigir a sus caballeros que prestaran servicio a lo largo de un año, pero esto era solo en la teoría porque en la práctica la duración del servicio se negociaba en la Alta corte una vez se iniciaba la planificación de la campaña militar. Además, el rey, incluso en tiempos de guerra, actuaba como un primus inter pares por lo que el bando cristiano en la práctica no disponía de un líder en el sentido estricto de la palabra, lo cual era una desventaja si tenemos en cuenta la disciplina y la jerarquía del ejército enemigo de Saladino. A esto, debemos sumarle la débil situación financiera en la que se encontraba el reino de Jerusalén, lo cual era un problema añadido para un ejército que dependía de mercenarios.

Los oficiales militares de mayor rango dentro del ejército de Jerusalén eran el senechal, el connetable y el marechal. El senechal se encargaba del mando de las zonas fortificadas a excepción del propio palacio real y de asuntos relativos a las guarniciones provisiones

El connetable asumía el mando del ejército cuando estaba presente el monarca. También desempeñaba otras funciones relacionadas con la revista a las tropas, la organización de las divisiones militares en la batalla o en la marcha militar, la repartición de las misiones y la pertinente comprobación del estado de los caballeros y escuderos

El marechal era el segundo al mando del connetable y se encarga principalmente de las tareas de reclutamiento y de la logística militar. También podemos resaltar la figura del Grand Turcopolier que estaba bajo las órdenes del marechal y encargado del mando de los turcopoles del rey. Los turcopolos o turcopoles eran una unidad militar de arqueros montados a caballo. A las fuerzas militares que pudo reunir bajo su mando el rey de Jerusalén debemos sumarle las que aportaron las órdenes del temple y las de los Hospitalarios que acrecentaron el tamaño del ejército cruzado (figura 4).

Figura 4: Ilustración del ejército cruzado, obtenida de: https://arrecaballo.es/edad-media/las-cruzadas/los-ejercitos-cruzados/

Antecedentes de la Batalla de los Cuernos de Hattin:

La tregua existente entre Saladino y el Reino de Jerusalén se vio afectada por el devenir de los acontecimientos. Por un lado, la situación a comienzos del año 1187 en la zona del este del río Jordán era de gran inestabilidad. Por otro lado, Reinaldo de Chatillon tomo la decisión de atacar una gran caravana musulmana haciendo prisioneros a los viajeros y a la escolta de estos.

Esta acción de Reinaldo junto con la incapacidad del rey Guido para liberar a los prisioneros dieron a Saladino el casus belli perfecto para reanudar la contienda bélica. Saladino, el 13 de marzo de 1187 inició la movilización de sus tropas desde Damasco hacia la zona de Ras al Mai y envió cartas a sus aliados para que enviasen soldados para la inminente guerra. Siete días después, su hermano Al Adil quien ostentaba el gobierno de Egipto emprendió la marcha al mando de sus tropas desde El Cairo hacia Siria y así sucesivamente acudieron los distintos generales a la llamada de guerra que había realizado Saladino.

Mientras todo esto sucedía, el rey Guido auspiciado por los principales barones de Jerusalén envió una delegación que partió el 19 de abril con destino a la ciudad de Tiberiades con la finalidad de reconciliarse con el conde Raimundo. Al día siguiente de la partida de dicha delegación, llegó a esa misma ciudad un enviado de Saladino con un mensajedestinado a Raimundo en el que le pedía que permitiese el paso por sus tierras de una unidad de reconocimiento musulmana

El mensaje informaba a Raimundo de que no pretendía causar mal alguno en sus tierras, sino que la finalidad de Saladino era llegar hasta los dominios reales del rey Guido en las inmediaciones de Acre. Esta propuesta fue aceptada por el Conde Raimundo quien desconocía que una delegación del rey Guido se aproximaba en busca de reconciliación. De esta forma, tropas musulmanas bajo el mando de Mussafar al Din Gökböri atravesaron las murallas de la ciudad de Tiberiades en la mañana del 1 de mayo. En el momento en el que Raimundo se enteró de la llegada de la delegación cristiana les informó de todo lo sucedido, no obstante, se conoce que la delegación ya tenía información de la misión de reconocimiento que había planeado el bando musulmán a través de los avisos que Raimundo envió a sus tropas ubicadas en Galilea. 

Gerardo de Ridefort (maestro templario) reunió un importante contingente de tropas con la finalidad de plantar batalla a la fuerza militar comandada por Gökböri. Se calcula que el gran maestro templario pudo concentrar bajo su mando un número aproximado de 130 caballeros, un número desconocido de turcopoles y unos 400 infantes. Por su parte las tropas musulmanas se estima que estarían en torno a los 700 efectivos. El encontronazo se saldó con la derrota para el bando cruzado, solo Ridefort y un puñado de caballeros lograron escapar. Aunque esta huida en las fuentes de Cresson el 1 de mayo estimuló la reconciliación del rey Guido con el conde Raimundo, no obstante, las tropas del bando cruzado quedaron mermadas en especial las pertenecientes a la orden del temple.

En el sur, el ejército de Al Adil se había reunido con las tropas de su hermano Saladino con la pretensión de asolar Oultrejordain y convencer a los campesinos locales de que partiesen hacia las zonas de dominio musulmán. La victoria musulmana en las fuentes de Cresson había motivado un cambio de estrategia en el bando cristiano que había optado por eludir el rescate de Oultrejordain y hacer frente en su lugar a la amenaza procedente de Damasco. Por este motivo, Saladino puso rumbo al norte mientras que su hermano regresaría a El Cairo.

Posteriormente Saladino fijó como punto de encuentro de sus tropas Tal’Ashtarah desde donde envío mensajes a toda Siria y Jazira pidiendo que le enviasen tropas para reforzar su ejército. Casi un mes después, el 24 de junio logró reunir en Tasil un ejército que contaba con una caballería profesional de 12.000 efectivos que junto con otros tipos de tropas hicieron untotal de 45.000 hombres.

Mientras tanto en territorio bajo control cristiano, el rey Guido debilitado por las derrotas en Cresson y Oultrejordain se dispuso a convocar a finales del mes de mayo a todos los cristianos libres capaces de entrar en batalla. Al mismo tiempo gracias al dinero que había enviado el rey Enrique II de Inglaterra pudo contratar a tropas mercenarias. Su ejército se aglutinó en las fuentes situadas al sur del castillo de Sephorie, a finales del mes de junio el número de tropas alcanzaba un total de 1.200 caballeros armados, 4.000 efectivos comprendidos entre la caballería ligera y los turcopoles y aproximadamente entre 15.000 y 18.000 infantes. Estas cifras otorgaban una ventaja numérica a Saladino que inició la movilización de sus tropas.

El 2 de julio del año 1187 Saladino dio comienzo al asedio de Tiberiades consiguiendo que la ciudad cayese al anochecer, la entrada de las tropas musulmanas en la ciudad obligó a los defensores de la misma y al propio conde Raimundo a retirarse a la ciudadela de la ciudad desde donde continuaron plantando cara al ejército musulmán. Mientras esto sucedía, el rey de Jerusalén estaba celebrando un consejo en Sephorie donde hubo dos posiciones encontradas. Por un lado, el conde Raimundo III de Tripoli abogaba por dejar caer la ciudad de Tiberiades y prepara la defensa de Sephorie.

Por otro lado, Reinaldo de Chatillon y el gran maestre Ridefort consideraban oportuno plantar cara a Saladino. Pese a que en un primer momento primó la opinión de Raimundo, se acabó imponiendo la opción de presentar batalla directamente a Saladino. El rey Guido emprendió la marcha hacia la batalla. En la marcha militar tuvieron que hacer frente a una serie de problemas que les forzaron a tomar un desvío que conducía hacia un sendero que desembocaba en las fuentes de Hattin, ubicación desde la cual podrían alcanzar el lago Tiberiades al día siguiente. El ejército cristiano, aunque con dificultades, pudieron acampar en un lugar cercano que recibía el nombre de los Cuernos de Hattin. Sin embargo, el lugar carecía de fuentes que aprovisionaran de agua a un ejército sediento por la larga marcha quedando el ejército en una difícil situación por la carencia de provisiones.

La Batalla de los Cuernos de Hattin:

Saladino consciente de la difícil situación en la que se encontraban sus enemigos, dio la orden de quemar la hierba seca del terreno con la finalidad de asfixiarles. En los albores del día 4 de julio de 1187 los arqueros musulmanes descargaron una lluvia de flechas sobre las tropas cristianas que dio lugar a la retirada de la infantería cristiana hacia la cumbre. Algunos caballeros cristianos trataron de volver al campo de batalla, pero su esfuerzo fue en vano y se vieron obligados a llegar como buenamente pudieron a la cercana Hattin. Raimundo III de Tripoli logró escapar con algunos de sus caballeros entre los que se encontraba Balián de Ibelin

En un intento desesperado, los cristianos auspiciados por el obispo de Acre intentaron una última acción heroicaque acabó en desastreSaladino logró capturar los restos que quedaban del ejército cristiano y capturó a sus principales comandantes haciéndose con el control de la reliquia de Veracruz que era la reliquia sagrada más importante del reino de Jerusalén y que el obispo de Acre había llevado a la batalla confiando en que les daría la victoria. 

De esta forma se consumaba una gran victoria para el bando musulmán y una derrota demoledora para los cristianos. Tras su gran victoria (figura 5), Saladino ordenó la ejecución de Reinaldo y del resto de caballeros templarios y hospitalarios a excepción del gran maestro templario ya que planeaba utilizarlo como moneda de cambio. Se calcula que unos 3.000 hombres del ejercito cristiano consiguieron huir del campo de batallarefugiándose en los castillos y en las ciudades fortificadas más próximas. Poco tiempo después, Saladino ordenó la construcción de un pequeño monumento en honor a esta gran victoria que en la actualidad no se ha conservado. Los caídos musulmanes fueron enterrados con honores, aunque el lugar de enterramiento es desconocido, algunos investigadores sugieren como lugar el santuario musulmán de las ruinas de Shaykj al lika.

La batalla de los cuernos de hattin
Figura 5: Ilustración de la victoria de Saladino en Hattin, obtenida de: https://istopiahistoria.blogspot.com/2016/02/la-batalla-de-hattin-fue-ganada-los.html

La Conquista de Tierra Santa:

Con el terrible golpe que había asestado Saladino a los cristianos en la Batalla de los Cuernos de Hattín, el ejército cristiano quedó deshecho quedándose el camino allanado para la toma de Tierra Santa. Tras Hattin, Saladino fue haciéndose velozmente con el control de las plazas cristianas de mayor importancia. La primera plaza importante en caer fue Tiberiades, posteriormente cayó Acre que decidió capitular ante el inminente asedio de la ciudad por parte de Saladino. A estas dos le siguieron otras plazas cristianas relevantes como NablusJaffaSidónBeirut y Ascalón.

El 20 de septiembre comenzó el asedio de la ansiada Jerusalén y unos días más tarde el 2 de octubre de 1187 Balián de Ibelin quien recordemos había logrado sobrevivir a la Batalla de los Cuernos de Hattin rendía la ciudad santaque ahora caía en manos de Saladino que había logrado su gran objetivo de recuperar esta ciudad santa para el islam.

Consecuencias:

La recuperación de Tierra Santa orquestada por Saladino para el mundo islámico fue un duro golpe para la cristiandad europea. El 20 de octubre de 1187 el papa Urbano III alcanzó el final de sus días. Nueve días más tarde el nuevo papa Gregorio VIII envió cartas a toda la cristiandad solicitando que acudiesen de nuevo a la batalla para recuperar Tierra Santa

Gregorio VII murió el 19 de diciembre de ese mismo año, no obstante, sus cartas surtieron el efecto deseado dando lugar años más tarde a la Tercera Cruzada. Mientras la Tercera Cruzada estaba por llegar, Tiro había logrado resistira la fuerza de Saladino erigiéndose como una base a partir de la cual los beligerantes cristianos iniciarían la reconquista de Jerusalén en 1191. A pesar de ello, nunca volverían a tener la fuerza que antaño tuvieron. 

Tras Hattin, la estructura feudal cristiana quedó destruida por completo, lo cual supuso un golpe letal a la estructura de poder cristiana. La Tercera Cruzada tuvo un éxito parcial para los cristianos que no llegaron a conseguir su principal objetivo que era la toma de Jerusalén que continuo en manos musulmanas.

Bibliografía:

David Nicolle. Hattin 1187: la mayor victoria de Saladino. Ediciones del Prado, Madrid (1994). Esta obra ha servido de guía principal para la confección de este artículo, desde Curiosea Historia recomendamos encarecidamente su lectura para la obtención de una mayor comprensión y detalle de la Batalla de los Cuernos de Hattin. 

David Nicolle es un historiador británico especialista en la historia militar durante la Edad Media.

Enlaces web utilizados:

https://es.wikipedia.org/wiki/Primera_cruzada

https://istopiahistoria.blogspot.com/2016/02/la-batalla-de-hattin-fue-ganada-los.html

 https://arrecaballo.es/edad-media/las-cruzadas/los-ejercitos-cruzados/

https://arrecaballo.es/edad-media/las-cruzadas/el-ejercito-ayyubi/

Iván Nebleza Bernabéu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *